1.- CONTROLA TU ATENCIÓN.

Mientras estés a dieta, tu mente te jugará malas pasadas. De repente, aparecerán en tu cabeza pensamientos como: “quiero tomarme un helado”, “tengo hambre, necesito tomar algo ya”, “me apetece una cerveza”, “hacer dieta es horrible, no lo soporto más”… Si centras tu atención en esos pensamientos y dejas que te atrapen te controlarán y te obligarán a obedecerles. Por tanto, no dejes que tus pensamientos te atrapen, deja que pasen, no trates de reprimirlos ni luches contra ellos, tan solo obsérvalos como si vieras una nube moverse en el cielo y pasar de largo, debes de ser firme y pensar en tu objetivo que es mejorar tu físico y tu salud.

2.- CONTROLA TU AMBIENTE.

Si abres la nevera o un armario de la cocina y ves toda clase de dulces y alimentos con muchas calorías, te será mucho más difícil atenerte a tu dieta que si tienes la nevera llena de fruta y verdura. Si vas a comer a un restaurante, será mejor para tu dieta que elijas comida vegetariana, china, japonesa o algo similar en vez de ir a una pizzería. Tus amistades y sus costumbres tienen mucha importancia en este segundo consejo ya que pasar mucho tiempo con amigos que acostumbran comer donas y beber frapuchino para el desayuno no es la mejor opción. De este modo, ejerciendo un control sobre tu ambiente y los estímulos que recibes procedentes de él, ejercerás también un control sobre tu comportamiento.

3.- COME LO MÁS SANO POSIBLE.

Aunque tu objetivo principal al hacer dieta sea perder peso, ganar masa muscular o mantenimiento de tu peso también puede ser una buena oportunidad para mejorar tus hábitos alimenticios, haciéndolos más sanos. De este modo, cuando aparezcan las tentaciones para saltarte la dieta tendrás una motivación mejor para atenerte a ella, pues no solo te hará adelgazar o estar más musculoso, sino también sentirte mejor y tener mejor salud. Piensa que si comías demasiada comida basura, azúcar y grasas, notarás que al comer más sano empiezas a tener un mejor estado de ánimo y más energía y vitalidad.

4.- LAS DIETAS DE INTERNET NO SON CONFIABLES.

Un consejo primordial es acudir con un profesional, dichas dietas están elaboradas de forma general, sus planes alimenticios no conocen tu peso, tu estatura, tu sexo, tu actividad física, tus hábitos, tu estilo de vida o tus actividades diarias, es por ello que un plan alimenticio para que realmente funcione, debe calcular todos tus factores individuales, lo mencionado anteriormente lo debe tomar en cuenta tu preparador no la famosa dieta de la luna del chicharo etc.

5.- OBEDECE A TU PREPARADOR.

Este es un punto principal, ya que n o hay nada más molesto que escuchar a tus pacientes o los pacientes de algún colega decir a voz alta , hoy cambie la toronja por manzana a fin de cuentas es fruta , otro claro ejemplo; Cambie la carne de res por carne de cerdo porque ya me harto la carne de res ,aquí hay un gran problema, tu preparador realiza tu plan alimenticio y de entrenamiento exacto y adaptado a tus necesidades y objetivos entonces si cambias una fruta o algún otro platillo recuerda que cada alimento tiene una cantidad de nutrientes única y el único que podrá cambiar esos alimentos por otros será tu coach.

6.- SI O SÍ DEBE RESPETAR EL TAMAÑO DE LAS PORCIONES DE ALIMENTOS.

Las porciones calculadas por el especialista para realizar tu plan, es totalmente individual, calculado según su estatura, género, actividad diaria, edad, etc., esto le asegura el cumplimiento de sus necesidades nutricionales de energía y nutrientes, ni tanto más, ni tanto menos.

7.-¿ QUE HACER SI HAY ANSIEDAD DE COMER ?

Siempre les recomiendo a mis pacientes cuando tienen algún ataque de ansiedad por comida o algo dulce tener a la mano algún alimento de estos 6 que mencionare:

Te verde, Café americano, Jícama,Pepinos, Gelatina light, Refresco sin calorías.

Esto lo recomiendo ya que ninguno de los alimentos antes mencionados contiene calorías, entonces si usted los consume no tendrá culpa alguna ya que todos excepto el refresco aceleraran su metabolismo y contribuirán a lograr sus metas, saciar su ansiedad sin salirse del plan establecido.

 

 

En la mayoría de las dietas que realizo para mis pacientes o que realiza cualquier profesional de la salud, preparador o asesor nutricional, en un porcentaje muy alto de los casos se encuentran como mínimo una comida las famosas claras de huevo.

independientemente de el objetivo deseado ya sea perdida de grasa corporal, ganancia de masa muscular o algún otra situación.

¿A qué se debe?:

Bueno pues vamos a desglosar unos puntos en los cuales encontraras lo necesario para no dejar fuera este excelente alimento y sin dejar pasar les dejare un tip muy importante , jamás consumirlas crudas como algunos recomiendan , la razón de consumirlas siempre bien cocidas es la cantidad de microbios y bacterias que contiene el cascaron del huevo y aun lavado corremos riesgos de contraer Salmonella por citar un ejemplo

  • La clara contiene importantes cantidades de vitamina B además de tener riboflavina, selenio, potasio, magnesio, calcio, fósforo, cobre, zinc, hierro y ácido fólico. Es un coctel de vitaminas y minerales que van directo a nuestros músculos.
  • La clara no contiene grasa y tiene un porcentaje bajísimo de carbohidratos (menos del .03%)
  • Su principal componente es la proteína, por lo que es súper recomendada para bajar de peso y aumentar masa muscular sana.
  • Una clara de un huevo mediano aporta tan sólo 20 calorías, pero al consumirla te deja tan satisfecha como si te hubieras comido una dona
  • La proteína del huevo (y de las claras) se absorbe con facilidad ya que es el alimento de mayor valor biológico en cuanto a proteínas , por lo que es un alimento idóneo para la recuperación muscular.
  • Por estar compuestas principalmente de proteína, ayudan al desarrollo de los músculos y la mineralización de los huesos por lo que se recomiendan a mujeres embarazadas y niños.
  • Consumir claras ayuda a la sensación de saciedad. Si las consumes por la mañana, durante el desayuno, sentirás que tu sistema arranca sin necesidad de consumir más carbohidratos.

 

ESTE ARTICULO CONSTA DE 3 PARTES ASI QUE LÉANLO COMPLETO

  1. a) ¿Cuáles son las Ventajas de consumir proteína?
  2. b) ¿Cuáles son los Mejores horarios para consumir proteína?
  3. c) ¿Que son y cómo funcionan en nuestro cuerpo las proteínas?
  1. a) LAS PRINCIPALES VENTAJAS DE CONSUMIR PROTEÍNA DE SUERO DE LECHE INCLUYEN:
  2. Prevención de enfermedades y el aumento del bienestar:

La proteína del suero ayuda a mejorar la salud física en general y al mismo tiempo previene enfermedades e infecciones. Puede ayudar a retardar el avance del cáncer y prevenir la diabetes tipo

  1. Promueve el crecimiento de la piel y acelera la cicatrización de heridas:

Al hacer más rápido el crecimiento de la piel puede ser especialmente beneficioso para cicatrizar las heridas grandes y las de víctimas de quemaduras.

  1. Reduce el nivel de colesterol en la sangre:

Contribuye a la disminución significativa del colesterol total y el colesterol LDL, conocido como el “colesterol malo”, lo cual ayuda a prevenir la arteriosclerosis y las enfermedades del corazón.

  1. Ayuda a controlar el peso:

De acuerdo con médicos de la universidad de california , el suero de leche tiene un efecto saciante, lo que evita la ansiedad de comer de manera compulsiva. Asimismo, reactiva el metabolismo basal y ayuda a ganar masa muscular, especialmente si su consumo se complementa con ejercicio físico.

  1. Ayuda a reducir el estrés:

Sentirse estresada a menudo puede conducir a comer en exceso. La proteína del suero ayuda a reducir la producción de cortisol, una hormona que el cuerpo secreta cuando se sufre estrés. También promueve la secreción de la hormona serotonina que tiene un efecto calmante.

  1. disminuye el porcentaje de grasa en el cuerpo:

Ayuda a acelerar el metabolismo en un 25% y provee saciedad, ayudando al control de peso. La proteína es como los “blocks” que van a ayudar a mantener y aumentar la masa muscular. El músculo pesa más que la grasa, pero quema más calorías que la grasa. Por ejemplo, 1Kg de músculo quema aproximadamente 120 calorías al día, mientras 1Kg de grasa quema 5 a 6 calorías.

Fuentes: huevo entero, pechuga de pollo sin piel, carnes bajas en grasa, pescados y mariscos, quesos bajos en grasa, embutidos 98% libres de grasa, lácteos descremados, proteína de soya ó productos a base de soya bajos en grasa (batidos, tofu, semillas, leche, yogurt).

  1. b) ¿CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO PARA TOMAR EN PROTEÍNAS?

Sugiero tomar en proteínas cada 3 horas. Sin embargo, los tres momentos clave del día para tomar en proteínas son el desayuno, después del entrenamiento y antes de acostarse. Aquí están las razones por qué.

1.- Desayuno – Usted necesidad de “romper el ayuno” de sueño. Usted acaba de pasar por 6 o más horas sin proteínas. Es el momento perfecto para conseguir algo en su cuerpo.

2.- Después del entrenamiento – Recuerde, usted no construir el músculo en el gimnasio, a rasgar para arriba. Es por eso que tenemos una bomba. Su cuerpo es el lavado de sangre en los músculos para tratar de darles los nutrientes para reconstruir estos. Este es el mejor momento para disfrutar de una proteína líquida digestión rápida (como el suero de leche) para inundar tus músculos con los aminoácidos esenciales para construir los músculos más fuerte y más rápido.

3.- Hora de acostarse – Usted va a estar 6 o más horas sin alimentación de sus músculos. Además, una vez más, va construir músculo mientras duerme. Es importante tomar una proteína de digestión lenta (como la caseína) para alimentar los músculos lentamente durante la noche mientras se recupera.

  1. C) QUE SON LAS PROTEINAS DE MANERA ORGANICA Y CUAL ES SU FUNCION EN NUESTRO ORGANISMO

¿Qué son las proteínas?

Moléculas orgánicas de gran tamaño que están formadas por largas cadenas de unos compuestos químicos denominados aminoácidos. Éstos pueden combinarse en cualquier orden y repetirse de cualquier forma. Teniendo en cuenta que una proteínamedia está formada por entre 100 y 200 aminoácidos, el número de posibles combinaciones resultante es enorme. En lo que se refiere a las proteínas humanas, están formadas por 20 aminoácidos, de los que 8 son esenciales. Nuestro organismo no puede formar por sí mismo estos últimos, por lo que es necesario obtenerlas diariamente a través de los alimentos.

¿Cómo funcionan?

Cada especie animal o vegetal está formada por su propio tipo de proteínas, incompatibles con las de otras especies. Lo que provoca que nuestro organismo no sea capaz de asimilar directamente las proteínas que obtiene de los alimentos. Para poder absorberlas y utilizarlas, es necesario que durante la digestión, y de la mano de diversos enzimas y jugos gástricos, las descomponga previamente en sus componentes más sencillos, los aminoácidos. Una vez hecho esto, dichos elementos básicos pasan a la sangre y se distribuyen por los tejidos. Es ahí donde se combinan con otros aminoácidos procedentes de proteínas que se han ido degradando y forman otras nuevas, de un tipo o de otro según las necesidades del momento.

¿Para qué sirven?

Sin ellas, nuestra musculatura no existiría. Sin embargo, ésta es sólo una de las muchas e importantes tareas que ejercen. Si tenemos en cuenta que el término proteína proviene del griego proteios que significa primario, lo más antiguo, lo primero, podemos hacernos ya una idea de la gran relevancia que tienen para nuestro organismo. Se podría decir que sirven para casi todo, pues están presentes en la mayoría de las funciones vitales del cuerpo: son necesarias para la formación y reparación de los tejidos.

Además de los músculos, proporcionan los materiales que constituyen los huesos, glándulas, órganos internos, así como también la piel, el cabello y las uñas. La contracción muscular, la protección inmunológica y la transmisión de los impulsos nerviosos dependen de ellas. Retrasan el envejecimiento del cuerpo y también pueden actuar como fuente de energía cuando los carbohidratos y las grasas escasean.

¿Dónde encontramos proteínas?

Al ser un elemento constitutivo de toda célula viviente, se encuentran en todos los tejidos y en casi todos los alimentos. Lo que varía, eso sí, es su concentración y su naturaleza. Según ésta, podemos establecer dos grandes fuentes de proteínas: las de origen animal (carne, pescado, huevos y lácteos) y las de origen vegetal (cereales, legumbres y frutos secos).

¿Son todas iguales?

No, las hay de mayor y de menor calidad. Depende de que la proteína contenga o no los aminoácidos esenciales y en qué proporción. Basta con que falte un solo aminoácido para que la calidad baje en picado, puesto que para que tu organismo pueda formar sus proteínas es preciso que disponga de todos y cada uno de los componentes esenciales. Además, el aumento de un aminoácido no compensa la ausencia de otro. Por este motivo y salvo alguna excepción como la de la soja, las proteínas animales se consideran de mejor calidad que las de origen vegetal.

Además de la calidad de la proteína, hay que tener en cuenta si ésta puede ser aprovechada por tu cuerpo. No todas las proteínas que obtenemos a través de los alimentos se digieren de la misma forma. Por ejemplo, la soja, a pesar de tener menor valor biológico que otros alimentos de origen animal, tienen un aporte proteico neto mayor pues nuestro sistema digestivo asimila mejor sus proteínas.

¿Animales o vegetales?

En principio, y exceptuando la soja, el hecho de que las proteínas animales sean de una mayor calidad que las de origen vegetal puede hacernos decantar por ellas. Craso error. Recuerda que las primeras suelen ir acompañadas de grasas, en su mayor parte saturadas, lo que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Frente a ellas, las vegetales contienen menos sustancias tóxicas, sobrecargan menos el hígado y los riñones, son fáciles de digerir y su contenido de grasas saturadas y de colesterol es escaso o nulo. En cualquier caso, una dieta equilibrada debe incluir ambas. Lo ideal es que dos tercios de las proteínas que consumimos sean de origen vegetal y la tercera parte, animal.

¿Cuántas necesitamos ?

La cantidad de proteínas que necesita cada uno viene determinada por varios factores, como la edad, la salud de nuestro intestino y de nuestros riñones, etc… elementos que, en definitiva, varían el grado de asimilación.

Según la OMS, un hombre adulto necesita a diario unos 0,8 g por kilo de peso corporal. Esta cifra es muy inferior a las que se barajaban hace algunos años; de hecho, en las dos últimos décadas, las cantidades de proteínas recomendadas se han reducido a la mitad.

Los deportistas que se someten a un duro programa de entrenamiento necesitan una mayor cantidad de proteínas que aquéllos que llevan una vida sedentaria. Sin embargo, la diferencia entre las necesidades proteicas de ambos no es tan grande como se acostumbra a creer. Según diferentes estudios, la cantidad recomendada para los que practican deportes de resistencia aeróbica se sitúa entre los 1,2 y 1,4 gramos por kilo y día, y aumenta ligeramente para aquéllos que tienen un gasto energético extremo, como los maratonianos.

Estas cantidades se cubren con una dieta equilibrada sin tener que recurrir a suplementos alimenticios. Por lo general, un deportista necesita un mayor número de calorías, por lo que come más cantidad. Ese aumento es más que suficiente para aportar las necesidades extra de proteínas.

Carencia de proteínas

Cuando el cuerpo no recibe diariamente las proteínas que necesita, las busca en sus propios tejidos, lo que provoca una pérdida de masa muscular.

Te fatigas antes, física y mentalmente.

El sistema inmunológico se resiente y eres más vulnerable a las infecciones.

Se reduce la capacidad de eliminar productos de desecho, caso de los radicales libres, causantes del envejecimiento.

Los procesos metabólicos se ralentizan.

10 Beneficios que nos aporta consumir brócoli diariamente.

¿Porque en los planes de alimentación que manejo para mis pacientes buscando mejorar su estética y composición corporal les recomiendo tener siempre en el refrigerador brócoli?

Leer cuidadosamente

1.- Prevenir el cáncer

Entre ellos, el cáncer de mama, de útero, de próstata y de órganos internos como hígado, colon, riñones e intestinos. Tiene importantes propiedades anticancerígenas, que se potencian con su contenido de vitamina A, C y E, aminoácidos, zinc y potasio.

2.- Desintoxicar el organismo

Sus propiedades antioxidantes ayudan a eliminar las toxinas, los radicales libres y el ácido úrico, purificando la sangre y la piel.

3.-Mejorar la piel

Como es antioxidante, y además posee vitamina E, B, A, K y ácidos grasos omega-3, este alimento ayuda a tener la piel mucho más atractiva, joven, suave y brillante.

4.-Proteger al corazón

Por las propiedades mencionadas y su contenido de fibras, ayuda a eliminar el colesterol malo del organismo. Esto es importante para prevenir enfermedades cardiovasculares y proteger la salud del corazón. La presencia del cromo, un mineral encargado de regular la glucosa en la sangre, ayuda también a prevenir la hipertensión arterial.

5.-Proteger los huesos

Su contenido de calcio, fósforo, magnesio y zinc, comer brócoli es excelente para mantener los huesos sanos y fuertes. Por eso es que tanto niños como adultos mayores y embarazadas deben consumirlo.

6.-Proteger los ojos

Sus nutrientes, como la zeaxantina y el beta-caroteno, y la vitamina A convierten al brócoli en un protector de la salud ocular. Previene la degeneración muscular, las cataratas y los daños de las radiaciones UV.

7.-Fortalecer el sistema inmunológico.

Por la presencia de vitamina C, el beta-caroteno, más otras vitaminas y minerales.

8.- Prevenir la anemia.

El brócoli posee hierro y proteínas. Por lo tanto, es un buen alimento para combatir la anemia.

9.- Prevenir la constipación o estreñimiento.

Esta propiedad es gracias a su contenido de fibra. En consecuencia, ayuda a prevenir afecciones al estómago, como acidez, inflamación y mejora la digestión.

10.- Alimentación durante el embarazo.

El brócoli es un alimento muy nutritivo y necesario en la alimentación durante el embarazo. Al ser rico en ácido fólico, proteínas, calcio, antioxidantes, fibra y fósforo, toda futura madre debe consumirlo.

Ahora ya sabes porque el brócoli es el verdadero árbol de la vida.